miércoles, 24 de octubre de 2007

Instantáneas (Calle 155)

Uno. La noche se agita como la suiza de un boxeador.

Dos. En las gradas de la iglesia los Chorbis invitan a su ángel de la guarda al Bazuco, a la pacha.

Tres. El travestido, ahora pelirrojo, se sienta en una banquita del parque, saca de su cartera el espejo; define sus labios y ahora son rojos como una capota de torero.

Cuatro. La Viagra y la vacuna contra la gripe tienen un 20% de descuento en la farmacia, pero ese adulto mayor viene solo por Famotidina.

Cinco. En el Palacio Municipal, mientras parte del Consejo bosteza en la sillita del pueblo, le explican a una funcionaria que el rock también puede ser cultura, aunque sus oídos, definiblemente incapaces, aclarativamente analfabetos, no hacen otra cosa que escuchar el vals de la ignorancia. (Las disculpas del caso a Morrison, Mercury, Lennon, Cat Stevens, Capmany, Kiss, Viet Com, Pink Floyd U2, etc.)

Seis. De las tres, una llevaba enagua. Entre taxistas, chanceros y varios lobos transeúntes soplaron y soplaron. Pero por la acera no hubo calzones, ni cuento, ni nada.

Siete. Frente a Pachi’s, el niño de las melcochas espera a su padre alcohólico. Mientras, ve pasar su infancia en unas monedas que no le pertenecen.

Ocho. Un perro mueve la cola en el mostrador de Pollos Pío Pío. Entre patadas y rechazos encuentra un hueso en la acera. Y no hay nada de extraordinario en esto, como tampoco en el corazón dibujado sobre el vidrio empañado de un autobús que pasa.

Nueve. ¿A quién se le ocurre virar a la izquierda en la licorera Malex? Que lo diga el conductor con una Pilsen en la mano, el policía de tránsito evadiendo el soborno, la moto sin marchamo arrugada en el asfalto.

Diez. La noche se agita como las piernas de un mal boxeador. Juraría que es Noche Buena, si fuera un villancico y no la cumbia de Jikiros el ritmo que duerme al borracho en el caño.

15 comentarios:

La Gata Insomne dijo...

uff esa calle me suena muy conocida.

me encanta, como siempre
muy buena y fuerte la imagen de la noche como piernas de boxeador
me sonreí con tus disculpas

y seguramente, la de nochebuena sea una larga noche en un ring de fatales boxeadores

saludos

silvia piranesi dijo...

la 3 y la 6.
:)

Maria M. dijo...

copia en blanco y negro de la 8, malasombra.

Literófilo dijo...

diay si, en todas.

esteban dijo...

me gustó mucho esto Mop!! la seis la ocho, ese corazón dibujado me gustó mucho.

Tuanis mae!!

Veronika dijo...

Once. ¿Es usted mago? ¿Yo realmente existo? ¿Podría decirme en qué ciudad?

Abrazos

Sirena dijo...

el adulto mayor -cuando vos te habías ido- compró la viagra y se fue con el travesti... fijate...

cristian dijo...

buenas imágenes.
la suiza del boxeador, la capota del torero, las patadas al perro, las melcochas.

Jen® dijo...

si ud las vendiera, le compro la cinco.
se me quedó la imagen en la cabeza.
muy lindo :)

Cromatica dijo...

Que escena colega! tus imagenes siempre mas que descriptivas, hasta te vi sentado en la banca del parque de la calle 155!

Abrazos

caracol dijo...

es increible me ha gustado mucho el texto. un abrazo

Byron Espinoza dijo...

Genial, Hermano. Esa mezcla de humor (muy fino) con denuncia social es de lujo!!!
Dos, Tres, Cuatro y Seis son mis favoritos.
Abrazos.

Paula dijo...

Hermoso y horroroso pueblo/ciudad, plagado de historia y de mierda... Muy bien conocido por mí... Si no sabes dónde está Kafa pregúntale a un pueblerino...

Anónimo dijo...

Quien quiere hacer denuncia social cuando sobra hambre y bazuko.

Saludos, homero.

Pilar M Clares dijo...

Alguien atusa sus bigotes, poeta inédito