lunes, 28 de mayo de 2007

Transpirar, no Inspirar

ELEGÍA MODERNA DEL MOTIVO CURSI

No sé lo que tú piensas, hermano, pero creo
que hay que educar la Musa desde pequeña en una
fobia sincera contra las cosas de la Luna,
satélite cornudo, desprestigiado y feo.

Edúcala en los parques, respirando aire libre,
mojándose en los ríos y secándose al sol;
que sude, que boxee, que se exalte, que vibre,
que apueste en las carreras y que juegue hand ball.

Tú dirás que el consejo es pura «pose», ¿no es eso?
Pues no, señor, hermano. Lo que ocurre es que aspiro
a eliminar el tipo de la mujer-suspiro,
que está dentro del mundo como un pájaro preso.

Por lo pronto, mi musa ya está hecha a mi modo.
Fuma. Baila. Se ríe. Sabe algo de derecho,
es múltiple en la triste comunidad del lecho
y dulce cuando grito, blasfemo o me incomodo.

Por otra parte, cierro mi jardín de tal suerte
que no hay allí manera de extasiarse en la Luna.
(Por la noche, el teatro, el cabaret, o alguna
recepción…) Y así vivo considerado y fuerte.

Nicolás Guillén.
De: Poemas de transición, 1927-1931.

11 comentarios:

Alejandro Bennet dijo...

No conocía ese poema, es genial.
Viene bien, además, para educar a todos esos tantos que creen que la poesía solo puede ser cursi y melosa. Gracias

Floriella dijo...

Parece una buena musa, la del señor Guillén. Bien por él.
La tuya, ¿se le parece?
Abrazo.

Sirena dijo...

Yo necesito llevar mi musa a emborracharse para que deje de ser tan bien hablada, formal y se le olvide que existe la palabra corazón.
Excelente poema-manifiesto, tengo teorías al respecto

Veronika dijo...

Son igual de divertidas, las reales y las inventadas...

"Un hombre secreto, un trozo de ilusión, un grito de mi corazón, un amante inexistente, un escape de mi mente, una forma de vivir cuando no te siento en mi,cómo se puede amar así"

Un abrazo

Alicia dijo...

Siempre he creido q no hay musa ni inspiración, como decía sabiamente una persona hermosa: solo catalizadores

Anónimo dijo...

Las musas simplemente se "DEJAN SER", no "se educan" no se "hacen a mi modo". Aunque al final sean una "mujer-suspiro" si al final fue lo que decidieron.

Literófilo dijo...

Las musas ya se me fue la que tuve en un momento dado, y bueno...no queda más que comer mierda ys eguir escribiendo.

Cin dijo...

Siempre encajonan a la nena que tiene que ser delicada, sin eructar, sin pedos en público, y dios nos libre de malas palabras, rosa para las nenas, azul para los caballeritos.

angel dijo...

El mejor Guillén, musical y concentrado en el rigor de sus expresiones formales. Un gusto leer este poema en tu blog que descubro.

Saludos...

Amorexia dijo...

Solo sonrió e identifico.

Pilar M Clares dijo...

ay, los maestros... qué grande Nicolás Guillén y sus sones.